Volver
11 feb
Generaciones Espontáneas

Generaciones Espontáneas

Se los acusa de ser narcisistas, egoístas e individualistas, pero tienen mucho para dar.

 

Casi como un divertimento, las generaciones intermedias de cuarenta y pico y más han encontrado un nuevo hobby: las continuas parodias hacia los jóvenes, el constante ataque por su relación con la tecnología y por el cambio que han hecho en la manera de relacionarse con sus pares.  

 

Se los acusa de ser narcisistas, egoístas, impacientes, vagos e individualistas, de haber crecido con derechos adquiridos (no ganados), de ser una generación sin sacrificios.

 

Jóvenes difíciles de entender para aquellos adultos que han vivido guerras, migraciones, crisis, que con esfuerzo han logrado construir nuevamente su porvenir y el de sus familias. 

 

Pareciera que estas nuevas generaciones han venido a cortar esa cadena de sacrificios para empezar de cero. Ese “derecho adquirido” con el que recorren la vida, que no se les ha dejado fácil. Son tecnológicamente avanzados, ecológicamente conscientes, son comunicadores permanentes.

 

Buscan un propósito en la vida. Se cuestionan si son felices. No aceptan la realidad tal cual se les presenta. No es inmadurez. Es la continua búsqueda. Y la confrontación al no sacrificio de generaciones anteriores, que los acusan de “quererla fácil”.

 

¿Por qué se los ataca tanto? Son generaciones optimistas, participativas, disruptivas, colaborativas, que transgreden los estándares enseñados. Quieren ser diferentes, no se identifican fácilmente con el ejemplo.

 

En esa crítica constante que se les hace de “merecerlo todo” es que estos jóvenes reclaman por nuevos estándares de educación, de trabajo. Con el acceso a la información y la expresión, es que han logrado una independencia temprana en el pensamiento y en la búsqueda de respuestas.  

 

Y en este sentido, la educación atraviesa un gran desafío, ante una generación diferente, que exige en esta área de la felicidad, una mejor respuesta al modelo formal, que le permita ser más participativo como lo son en otros ámbitos y que apoye la diversidad en las preferencias.

 

Un desafío al Sistema Educativo impuesto por el Estado que necesita otorgar mayores libertades a las Instituciones Educativas, cada vez más estandarizadas y reguladas por las exigencias en sus títulos y programas.

 

Se han realizado debates alrededor del mundo sobre el origen del modelo educativo actual, la estandarización en la educación, el constante uso de la memoria para el estudio como un recurso antiguo, la tarea como uno innecesario y el rol pasivo de los estudiantes en el proceso de aprendizaje.

 

En contraposición, las nuevas tendencias buscan un nuevo modelo de enseñanza que se nutra del mundo moderno, con menores cargas horarias, que trabaje en las habilidades y preferencias a edades más tempranas. Un esquema colaborativo, que les de espacio a los jóvenes para la sociabilización y el tiempo para generar experiencias, como punto de partida para la creatividad y para ser felices.

 

Algunos estudios estiman que el 50% de los trabajos que van a realizar estas generaciones todavía no existen, entonces la pregunta que surge es ¿Para qué futuro los estamos preparando?

 

GENERACIONES

Generación X (1962-1979)

Generación Y (1980-1995)

Generación Z (1995-2010)

Generación Touch (2000-2020)