Volver
16 nov
¿Cómo elegir un colegio?

¿Cómo elegir un colegio?

La educación y la buena educación es uno de los temas que define a la Argentina.

Personas reconocidas, premiadas, que por sus talentos y habilidades han dado la vuelta al mundo.

 

Hasta dónde los adultos ponen en sus hijos sus propias expectativas, sus ganas, sus frustraciones y cuánto se le puede pedir a una institución educativa.

 

El colegio es más que un colegio, es un grupo, es una clase, más clases, más grupos, más familias, todos en su conjunto interactúan y se interrelacionan.

 

Elegir un colegio es elegir un barrio, un deporte, una carrera orientativa, una jornada, un idioma, o dos, una religión, o ninguna religión. Es elegir a los amigos, a las familias de los amigos, al señor de la puerta que recibe a tu hijo y al señor del colectivo que lo deja en tu casa. Es elegir también una clase social.

 

Elegir un colegio puede implicar 15 años de historia y anécdotas en la vida de tu hijo. Y por supuesto, su educación.

 

Los colegios son empresas privadas, empresas que educan. Son empresas con empleados que enseñan, que tienen una profesión y muchos también una vocación. Instituciones que se renuevan, cambian y se adaptan todo el tiempo al tiempo que transcurre. Y en la Argentina estas empresas son muy buenas. O por lo menos muchas de ellas.

 

La educación no es la misma con un alumno que tiene acceso a todo, que se pasa las tareas por What´s app, uno hace el mapa, el otro la cuenta de matemática y el tercero la tarea de lengua. Lo comparten en el grupo y terminan la tarea. Las instituciones enseñan hoy en día a chicos informados, conectados y socialmente avanzados, donde el entorno se vuelve mucho más protagonista.

 

Y en medio de todo esto, el colegio enseña, le cuenta  a las familias cómo enseña, cada vez más casi a tiempo real. Mails con fotos, mails con notas, mails con consultas, mails con todo. La educación es todo esto.

 

Entonces, a la hora de elegir un colegio, examinalo primero por internet. Fijate qué propone, examiná en detalle el programa educativo, qué tiene para ofrecer, a qué se orienta, cómo es el clima, qué hacen, qué hacen después de hora y el nivel de educación que alcanza.

 

Y cuando vayas a la entrevista, fíjate que sentís, como te abrió la puerta la persona que te recibió, si la gente está alegre, si ves a los chicos que corren por los pasillos y están contentos.

 

Hay una anécdota que a un papá que estaba en una entrevista, en un colegio,10 nenes en fila empezaron a decirle “cara de choclo”. Todos se rieron, hasta la maestra. Los chicos estaban felices, en los pasillos bajando la escalera, divirtiéndose. Y es un excelente colegio. El había investigado un poco, luego pidió la entrevista, y solo tuvo esa sensación, la sensación de que era el mejor colegio para su hijo.